Con experiencia que se remonta desde los años de 1985, recabada por trabajar en fábricas de joyas, Barrocos Cd. de México, como representante de ventas en la zona Norte de México y Carzzos, como director de ventas a nivel nacional, llevando a la fábrica a nivel internacional, y la compañía talladora de diamantes más importante del mundo, Louis Glick en Nueva York, una de las siete únicas compañías distribuidoras directas de la empresa De Beers, como representante de ventas de diamantes de 0.50 a 30 quilates, a joyerías a nivel nacional, Guillermo Garza Fernández, se convirtió en un confiable consultor para múltiples joyeros. Gracias a su extraordinaria habilidad en valuación de joyas y con el respaldo de la experiencia en el área, el empresario comenzó a ser consultado por múltiples joyeros, quienes, a su vez, enviaban a sus clientes, con el objetivo de determinar el valor de sus piezas y recibir asesoría para la fijación del precio. 

 

Ofrecer este servicio, significó para el empresario un paso muy importante en su carrera, pues se tradujo en un crecimiento en escala de las operaciones. El mercado, que antes estaba limitado únicamente a hacer negocios con mayoristas, se amplió a un nicho en donde el cliente podía ser un mayorista o un minorista. 

 

Es importante reconocer que el cliente actual se ha vuelto más exigente en términos de precio y calidad. Hoy en día, el cliente no busca solamente satisfacer sus necesidades, éstos buscan en el mercado los productos y servicios que se ofrecen por distintas compañías, comparan y eligen.

 

Tras incorporar el comportamiento del mercado actual, en la determinación de los objetivos perseguidos por la empresa, en julio de 2002, se creó una conexión entre la valuación de joyas y la venta de las piezas a cambio de precios justos. Y en noviembre de 2002, se llevó a cabo la primera subasta de La Nueva Colección. 

 

Sin embargo, fue hasta octubre de 2008 cuando se consolidó GIMAU, Casa de Subastas, gracias a la mancuerna entre Guillermo Garza y Mauricio Fernández. Dicha empresa está enfocada en la preparación y dirección de subastas de importancia a nivel nacional. El objetivo de la empresa es vender al mejor postor mediante las subastas, entregando al cliente un producto de calidad a un buen precio, y al consignante una excelente remuneración económica por vender sus piezas por medio de GIMAU. 

 

Actualmente, GIMAU, Casa de Subastas es la primera casa de subastas al norte de México. La empresa es dirigida por Guillermo Garza, y por todo un equipo de profesionales en valuación, logística y atención al cliente. La empresa se dedica a la elaboración de subastas de joyas, antigüedades, arte, marfil, entre otros productos, mediante la consignación de las piezas. GIMAU se caracteriza por ser una empresa con procesos transparentes y que, además, valora la historia que los objetos guardan. 

 

Así mismo, con el objetivo de satisfacer las apremiantes necesidades del cliente, GIMAU, se encuentra comprometido con la innovación y la calidad, y para ofrecer una experiencia de subasta extraordinaria, se ha vinculado con diversos organismos, como instituciones gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y organizaciones de carácter privado, para el desarrollo de subastas para países, para gobiernos y para recaudación de fondos para instituciones de beneficencia.

 

Además, la empresa también ofrece servicios como son:

 

Valuación de todo tipo de joyas, relojes, monedas, antigüedades y arte. 

Reparación y Limpieza de todo tipo de joyas y relojes.

Compra-Venta de todo tipo de joyas, relojes y monedas.

Comercialización de oro.

Oficinas Generales GIMAU Mty. N.L.

Lázaro Garza Ayala No. 153
Entre 20 de Nov y Plutarco Elías Calles
Colonia Tampiquito, 66240
San Pedro Garza García,

Nuevo León, México

Teléfonos:

(+52 1) 81 8356 - 0901 | 04 | 07

WhatsApp:

(+52 1) 81 2333 1403

Sucursal GIMAU Calzada del Valle

Calzada del Valle No. 318 Ote.
Colonia del Valle, 66220

San Pedro Garza García,

Nuevo León, México

 

Teléfonos:

(+52 1) 81 8356 7575

(+52 1) 81 8335 2539